CONSEJOS PARA PADRES

No es pretensión del Club sugerir a los progenitores de nuestras jugadoras cómo deben educar a sus hijas. Para eso ya estáis vosotros, que sin duda, con mucho cariño y paciencia, sabéis cómo hacerlo. Ahora bien, en nuestro y ya vuestro Club, debemos gestionar la convivencia de cientos de personas, entre cuerpo técnico, jugadoras y sus familias; y que el resultado sea lo más unificador posible. En ese sentido, nos disponemos a cursaros las siguientes instrucciones divididas en dos partes: las que el club exige de obligado cumpliento, y las que vuestras hijas os piden. Quizás estéis en desacuerdo con alguna, pero para poder mantener una convivencia acorde a los valores que el Club persigue, debéis asumir nuestro ruego. 

A) DESDE EL CLUB BALONCESTO FEMENINO LEÓN, se os pide:

1) NO DEIS INSTRUCCIONES. PARA ESTO ESTÁ EL CUERPO TÉCNICO.- Los progenitores no deben ser entrenadores; y  ni en un entrenamiento ni en la competición debéis realizar indicaciones a las jugadoras. Es natural que exista el deseo de ayudar, pero la responsabilidad de dirigir la formación es del cuerpo técnico y por tanto será este quien de las directrices a seguir.

2) RESPETAD AL CUERPO TÉCNICO, A VUESTRAS HIJAS, A SUS COMPAÑERAS, A SUS RIVALES Y AL RESTO DE ASISTENTES.- Debemos tener un comportamiento digno cuando acompañamos al equipo, tanto en las gradas como en los viajes, debiendo ser conscientes de nuestra responsabilidad como modelos, ya que nuestra finalidad prioritaria es educar a la niña y por tanto no permitiremos malos ejemplos. Siempre debe primar el respeto por las jugadoras, tanto propias como adversarias, al cuerpo arbitral y al resto de aficionados. Hay que evitar cualquier comentario inadecuado o irrespetuoso.

3) CUIDADO CON LO QUE HABLÁIS EN CASA.- Hay que tener especial cuidado en casa. Nunca habléis mal o critiquéis a ninguna compañera de vuestra hija o a la persona que la entrena delante de ella, aunque penséis que no está prestando atención. Por simples que os puedan parecer las críticas, puede que vuestras hijas no calibren vuestro comentario y eso puede servir para crear problemas en el equipo. Si menospreciáis la labor de la persona que la entrena , ella terminará perdiendo el respeto o, simplemente, empezará a cuestionar, para sí o en público, las decisiones e instrucciones de la persona que tiene que enseñarla, no prestando atención.  Redundará en perjuicio de vuestra hija, que ralentizará mucho su aprendizaje, y ello perjudicará al equipo, que es lo más importante. 

4) DEJAD TRANQUILOS  AL CUERPO ARBITRAL.- Claro que se equivocan. Y nuestros equipos fallan canastas. Estamos todos en el mismo barco y no podríamos jugar sin ellos.

5)  AVISADNOS EN CASO DE AUSENCIA A UN ENTRENAMIENTO.- Es obligación de los progenitores o tutores, cuando la edad de las jugadoras lo requiera, informar del retraso o inasistencia a los entrenamientos con la máxima antelación posible. Nuestra intención es mejorar los entrenamientos, dado que la organización de los mismos depende en gran medida, del número de jugadoras que asisten.

6) NO NOS DEIS LECCIONES SOBRE NUESTROS ERRORES. HEMOS HECHO LO QUE HEMOS PODIDO Y ENTRENAMOS PARA MEJORAR.- No interferir en el proceso de formación de la jugadora durante los entrenamientos. No se debe hablar con las hijas sobre ningún aspecto, en el tiempo que estas se encuentren entrenando, no debiendo molestar tampoco al cuerpo técnico. Se habla con ellos antes o después de los entrenamientos. Respetemos su trabajo.

7) ESTE ES UN CLUB DE FORMACIÓN.- Estáis en un Club de formación y respeto, donde hemos venido a divertirnos compitiendo, y a competir mientras nos divertimos; por lo tanto, debéis encajar con deportividad los aciertos y errores de todos los participantes, las victorias y las derrotas sin buscar culpables, porque ESTO ES UN JUEGO en el que todos, también vosotros,  colaboramos para que nuestras hijas disfruten y tengan un recuerdo imborrable de esta experiencia.

8) NO PERDÁIS LA CALMA EN LOS PARTIDOS. ESTO ES SOLO UN JUEGO, NO LO OLVIDÉIS. VENìS A VERNOS PARA PASARLO BIEN Y DISFRUTAR.

 

B) VUESTRAS HIJAS os piden:

I) "Papá, mamá, no me regañes ni me grites ni me des instrucciones, y menos en público".

II) "No grites a mi entrenador/a. Tampoco al árbitro/a".

III) "No menosprecies a mis compañeras ni al otro equipo ni al público asistente. Nos violenta veros enfadados o discutiendo".

IV) "Recuerda que lo que tú haces, es un ejemplo para mi".

V)  "Recuerda también que juego para divertirme y formarme como persona a través del deporte".

VI) "No olvides divertirte tú también".

VII) "Es solo un juego. El resultado no es lo más importante".

VIII) "Tras el partido, no me des lecciones sobre mis errores".

IX) "Pregúntame qué tal lo he pasado, no solo si he ganado",

X) "Aunque se me de bien el baloncesto, no tengo por qué ser la próxima AMAYA VALDEMORO".